11.8.10

Productos Milagrosos - Reloaded

Estos últimos meses de adoptado el decadente pasatiempo de ver infomerciales para luego burlarme de las sandeces y barbaridades expuestas en las “explicaciones científicas” detrás del supuesto mecanismo de acción de los productos, todos ellos tomando ventaja de la ignorancia general y del desinterés de la mayoría de los mexicanos por la información médica y científica más básica, así como de la desesperación de los que se encuentran en verdad enfermos y el deseo intrínseco de todo ser humano de obtener beneficios sin esforzarse para alcanzarlos.

Parece que el nicho de complementos alimenticios que se promocionan como medicamentos nunca desaparecerá, y volvemos al mismo punto de mi antiguo post (en mi blog anterior) sobre productos milagrosos: los complementos alimenticios NO son medicamentos. La buena alimentación posee beneficios más que nada preventivos (o en el mejor de los casos, puede mejorar la calidad de vida del paciente durante su enfermedad), pero no te va a curar de una enfermedad degenerativa ya desarrollada. Ejemplo: el tomar al menos una taza de té verde cada día durante años puede amortiguar el daño ocasionado por radicales libres, previniendo errores y fallas moleculares que pueden dar lugar al desarrollo de cáncer. Sin embargo, si ya tienes un tumor producto de estas fallas, el que tomes un litro de té verde al día no va a hacer ninguna diferencia, pues el evento que podría prevenir ya sucedió, ¿me explico?

Ah, pero no: ahí tenemos al Investigador Bioquímico del infomercial de Malunggay, descubriendo el hilo negro al decirle con aire vanguardista a Alfredo Adame que los aminoácidos, ya que forman parte de las proteínas, son indispensables para la vida, y que lo que hace único a Malunggay es que contiene ¡TODOS LOS AMINOÁCIDOS! Incluso los esenciales, que no produce el organismo, así que debes de tomar dicho suplemento alimenticio para tener una nutrición completa (lo cual de alguna manera misteriosa te curará de cáncer, diabetes, hipertensión, etc). Eso, o puedes incorporar carne, huevos, lácteos o soya a tu dieta para obtener el mismo resultado y ahorrarte los 600 pesos que cuesta el Malunggay. Además, cabe destacar que el Investigador Bioquímico del comercial aumenta su credibilidad al mostrar que es una persona multi talentos, pues en su tiempo libre (cuando no está publicando en Nature o Science) es actor de comerciales, como el de las gotas de ojos Devlin.

En el sitio web de CV Directo dice que Malunggay tiene “siete veces más vitamina C que las naranjas, tres veces más hierro que las espinacas, cuatro veces más calcio que la leche y tres veces más potasio que los plátanos”; les tengo noticias: el cuerpo humano sólo puede asimilar una cantidad limitada de vitaminas y minerales, desechando el resto, de forma que los beneficios no son aditivos ni proporcionales. Dicho de otro modo: no vas a estar más saludable mientras más vitaminas tomes, hay un límite donde éstas ya no son asimiladas por el cuerpo (y una dieta balanceada es suficiente para obtener lo necesario), así que parafraseando a Sheldon Cooper, sólo están comprando los ingredientes para hacer orina muy cara.

Otro caso es el del hongo milagroso Charakani, patrocinado por el renombrado doctor Jaime Rodríguez Merlos, toda una eminencia, tan prestigioso que al googlear su nombre no aparecen más que un par de páginas medio olvidadas que hablan de su nuevo proyecto con el complemento alimenticio de Charakani, sin más registros de actividad científica que respalde su producto. No pruebas clínicas, no artículos científicos, ni publicaciones, ni ningún otro tipo de información relacionada. Vamos, que ni su Currículum Vitae está disponible. ¿Por qué? Pues porque además de que les puedo apostar lo que quieran a que no tienen las pruebas científicas para respaldar todo lo que claman que su producto hecho a base de hongo milagroso hace, el Charakani es un complemento alimenticio, no un medicamento que combate el cáncer, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas , y en general todos los problemas de salud del universo, como se anuncia en su página web:

Charakani - Productos Inova


“Aunque aquí está la evidencia de que nuestro producto funciona, la ponemos en chiquito para que no se pueda leer”.


Otros productos confían plenamente en la falta de fuerza de voluntad, disciplina y deseo de cambio de la población. ¿Cuántos productos no hemos visto ya, que te garantizan bajar de peso sin hacer absolutamente nada? Y el deseo de creer que algo semejante existe es tan grande, que estamos dispuestos a creer que el caminar diez minutos diarios con unos tenis chuecos (sí, FitnessStep, esto hablando de tí) nos va a hacer seguir una metamorfosis semejante a la de la gorda del video de “Ni tú ni nadie” de Moenia.



Otros de plano tienen inconsistencias lógicas de raíz, como el caso del tratamiento contra las várices Livariz.
Premisas:
1) Otras cremas para las várices son ineficaces pues al aplicarlas no penetran “hasta las várices” y entonces no se recibe el beneficio.
2) Livariz, a diferencia de las cremas convencionales, tiene una revolucionaria tecnología de spray (y hacen énfasis en esto) que permite que el producto penetre hasta las venas.

Ergo, el producto funciona porque el spray le permite penetrar hasta las venas. Sin embargo, al comprar el spray, te regalan una crema que, a pesar de que no tiene el spray que tanto promocionan, “es capaz de penetrar hasta la zona problema, a diferencia de otras cremas”. ¿En qué quedamos, entonces?

Siguiendo, señores de Perfect Lash, por favor, si quieren que les creamos que las fotos del “después” realmente fueron tomadas 8 semanas tras iniciar el tratamiento y no tras 15 minutos de aplicación de pestañas postizas, al menos cuiden que las modelos no usen exactamente el mismo maquillaje en ambos planos, caray.

Lo que también enfada acerca de estos infomerciales es que ni siquiera se esfuerzan un poco, están terriblemente mal hechos y no ponen ni un poco de cuidado en que las cosas se vean creíbles (o en que los testimonios se vean creíbles), lo cual hace aún más patético el hecho de que tanta gente caiga en sus garras.

Ah, y por supuesto, la efectividad de dichos productos siempre está “científicamente comprobada” y como prueba está la inexorable toma de los científicos trabajando en el laboratorio (con protección ocular pero sin guantes, faltaba más), donde podemos constatar que no existe actividad más científica que levantar un matraz lleno de líquido de color para observarlo a contraluz con expresión pensativa.

¿Sabían que en USA, la FDA multó a Danone por 45 millones de dólares, por anunciar en las etiquetas de su productos que los beneficios de regulación de la digestión y estimulación del sistema inmunológicos de Activia estaban “clínica y científicamente comprobados” (cuando Danone en sí no realizó ninguna prueba al respecto)? ¿Que Genomma LAB tuvo que retirarse de España al no cumplir las regulaciones sanitarias y al verse obligado a diluir sus pesadas campañas de publicidad engañosa? Pero claro, esto no pasa en México, el país del eterno saqueo, donde todos somos ciegos y sordos y dicho sea de paso, con memoria de pez.

4 comments:

  1. Aahhh! Qué refrescante sensación da leer tus posts directos jajaja.

    Me imagino que no llegaste a ver el del happy chop. Me caga el gordito ese y me da risa imaginarme a una ama de casan mexicana promedio tratando de hacer una salsa para sus 8 hijos y esposo con esa miniatura de picador. A ver cuándo te veo conectada.

    ReplyDelete
  2. Muy acertados tus comentarios, desgraciadamente estamos en el pais de la tranza y la traicion, de nada sirven denuncias, demandas, ni quejas, aqui no pasa nada, una revolucion ya no serviria porque con futbol y telenovelas, nos mantienen ocupados, sigue asi, tu blog es fantastico

    ReplyDelete
  3. hola! me encontré tu blog de nuevo y justamente con un post de productos milagrosos! no puedo creer que la gente siga y siga tragándose tantas mentiras (y tantos productos) para enriquecer a gente sin escrúpulos que no duda en engañar a las masas para venderles porquería y media a precios elevadísimos!
    vamos a ver cuanto tardan en llegar a postear los defensores de todos estos productos como en tu otro blog, a contarnos sus historias de éxito jajaja!

    saludos!

    ReplyDelete